Elegir un proveedor de alojamiento web en cuatro pasos

Todos los sitios web necesitan un proveedor de alojamiento web, es decir, una empresa que proporcione los servidores que se encarguen de su almacenamiento y funcionamiento. Normalmente, es el registrador de dominios quien te ofrece el alojamiento y, posiblemente, tendrás que decidirte entre varias opciones. Antes de elegir una, lee estos cuatro pasos sencillos que hemos preparado para que puedas determinar qué proveedor de alojamiento web es el adecuado para ti:

1. Determina cuáles son los requisitos de tu sitio web

¿Para qué utilizarás tu sitio web? El proveedor adecuado admitirá las plataformas o las herramientas que necesites para crear el sitio web que quieres. Además, lo dotará de la velocidad, la fiabilidad y el almacenamiento correctos. Por ejemplo, ¿tienes que procesar pagos online? ¿Vas a escribir un blog o a crear una galería visual? Algunos proveedores de alojamiento web ofrecen unas herramientas de creación de sitios web y una infraestructura especializadas en funciones o tipos concretos de sitios web. El que le sirve a otra persona podría no valerte a ti.

El alojamiento web suele estar incluido en los creadores de sitios web.

2. Evalúa las opciones de paquetes y servicios de creación de sitios web

¿Vas a crear tu propio sitio web o quieres utilizar un creador del tipo "Hazlo tú mismo"? Tendrás distintas opciones en función de cómo quieras que se agrupen tus servicios.

  • Combinación de alojamiento y creación de sitios web: muchos servicios de creación de sitios web también ofrecen el alojamiento, con lo que podrás crear tu propio sitio web sin tener que contratar aparte el alojamiento. Por ejemplo, Wix, Weebly, Squarespace, Shopify y Blogger. Google Domains colabora con todas estas soluciones que combinan alojamiento y creación de sitios web. Obtén más información en nuestra entrada Elegir un creador de sitios web.
  • Alojamiento y creación de sitios web aparte: puedes elegir un alojamiento que no incluya la creación del sitio web si vas a hacerlo por tu cuenta, o bien utilizar un creador concreto que no incluya el alojamiento, como WordPress (puedes utilizar esta herramienta para publicar tu sitio web en tu alojamiento o usar su propio servicio para tal fin: Bluehost). Google Domains es compatible con WordPress by Bluehost, pero también puedes elegir un proveedor de alojamiento web externo.

3. Investiga

Cuando sepas lo que necesitas para tu sitio web y qué servicios quieres, tendrás que investigar cuáles son las opciones de alojamiento y creación de sitios web que tienes a tu disposición. Hay artículos especializados que pueden ayudarte a buscar y comparar varios proveedores de alojamiento y creadores de sitios web (consulta webhostingsecretsrevealed, thesitewizard, webdesign y nuestra entrada sobre cómo elegir un creador de sitios web), pero también puedes investigar por tu cuenta. Elabora una lista corta con las principales opciones.

Piensa en lo que necesita tu sitio web ahora y en el futuro.

4. Compara los factores clave

Qué buscar en un proveedor de alojamiento web y en un creador de sitios web depende de tus requisitos, así que utiliza la siguiente lista para determinar tus principales intereses.

  • Precio del registro y renovación: además del coste de registro, no te olvides de comprobar las tarifas de renovación y de leer la letra pequeña para saber si hay obligaciones o tarifas ocultas.
  • Requisitos técnicos: asegúrate de que el proveedor de alojamiento y el creador de sitios web que elijas cumplan todos tus requisitos. Comprueba también lo que puedas querer o necesitar en un futuro; por ejemplo:
    • Número de dominios que puedes alojar
    • Espacio, velocidad y fiabilidad de los servidores
    • Límites de uso y ancho de banda
  • Administración de la configuración y facilidad de uso: piensa en quién se encargará de administrar el sitio web (por ejemplo, en actualizar el contenido): ¿tú mismo o un profesional?
  • Servicios de asistencia: ¿hasta qué punto es importante que alguien esté disponible de forma ininterrumpida? ¿Se te da bien prestar asistencia por correo electrónico, teléfono o chat?
  • Personalización: ¿podrás crear y actualizar el sitio web?
  • Facilidad de puesta en funcionamiento: ¿en cuánto tiempo puedes publicar en Internet tu nuevo sitio web?
  • Política de cancelación: ¿hay algún trámite administrativo o letra pequeña dudosos?

Cuando hayas encontrado un proveedor de alojamiento y un creador de sitios web que cumplan tus requisitos, estarás casi a punto de comenzar el proceso de creación. Cuando lo tengas todo listo para empezar, hazte con el nombre de dominio ideal y elige una de las muchas opciones de alojamiento que ofrece Google Domains.