Elegir un creador de sitios web

Antes, para crear un sitio web, era necesario saber escribir código o contratar a alguien para que se encargara de ello. Te presentamos los creadores de sitios web: unos proveedores de servicios que permiten a cualquier usuario desarrollar un sitio web con herramientas sencillas. Además de encargarse de la programación, ofrecen plantillas atractivas que puedes personalizar fácilmente con tu propio texto, diseños, imágenes y mucho más. Hoy en día, millones de personas sin experiencia en diseño ni programación confían en estos servicios para consolidar su presencia en Internet.

¿Te conviene usar un creador de sitios web?

Los creadores de sitios web son una opción estupenda para empresas grandes y pequeñas. Para saber si te conviene recurrir a uno, hazte estas preguntas:

¿Quién diseñará y mantendrá mi sitio web? Los creadores de sitios web son idóneos para quienes tienen poca o ninguna experiencia técnica. Permiten aplicar cambios directamente en el sitio web sin recurrir a un profesional. Esta opción también conviene a los que quieren contratar a un profesional para que se encargue del diseño inicial, pero luego necesitan que cualquiera pueda actualizar el sitio web.

¿Qué presupuesto tengo? Este tipo de servicio puede ser una opción muy rentable para desarrollar un sitio web. Muchos proveedores ofrecen su paquete más básico de forma gratuita, mientras que otros ofertan pruebas gratis. Después, suelen cobrar una tarifa mensual que va aumentando en función del tamaño del sitio web y que permite disfrutar de servicios complementarios, como alojamiento web.

¿Para qué utilizaré mi sitio web? Los creadores de sitios web ofrecen plantillas o temas de diseño para diferentes sectores y tipos de sitios web, como los pensados para blogs o carteras, eventos del sector minorista y del comercio electrónico, y servicios profesionales. Cuando determines qué tipo de sitio web quieres, podrás saber mejor qué proveedor te conviene.

¿Qué aspecto tendrá mi sitio web? Recuerda que, aunque muchos creadores ofrezcan muchas formas de personalizar tu sitio web, tendrás que trabajar con algunas restricciones. Si lo que buscas es un diseño o una plantilla que nunca se hayan utilizado o que sean totalmente personalizables, te recomendamos crear un sitio web personalizado. Para ello, es probable que tengas que contratar a un desarrollador web.

¿Mi sitio web necesita funciones especiales? Actualmente, los creadores de sitios web admiten una amplia variedad de requisitos sofisticados, como los de comercio electrónico o publicación de boletines informativos. La mayoría también optimizan automáticamente el sitio web para dispositivos móviles, algo imprescindible en los tiempos que corren.

Lo que hay que tener en cuenta para elegir un creador de sitios web

Si decides que te interesa recurrir a un creador de sitios web, haz una lista con lo que buscas. A continuación, te mostramos algunas de las cuestiones que debes tener en cuenta. Ordénalas según tus prioridades y tenlas en cuenta cuando te plantees tus opciones:

  • Facilidad de uso
  • Popularidad
  • Precios
  • Plan gratuito
  • Flexibilidad de diseño
  • Temas y plantillas
  • Optimización del sitio web para móviles
  • Asistencia
  • Blogs
  • Comercio electrónico
  • Creador de boletines informativos
  • Creador de suscripciones
  • Aplicación móvil
  • Alojamiento web

¿Qué creador de sitios web deberías plantearte usar?

Google Domains ofrece una amplia variedad de creadores de confianza con opciones tanto de pago como gratuitas. Visita nuestra página de creadores de sitios web para obtener más información sobre servicios gratuitos de Google (como Blogger y Google Sites) y herramientas de pago (como Squarespace y Wix) que te ayudarán a crear desde sitios web sencillos hasta tiendas online sólidas.

Para familiarizarte con los diferentes creadores, echa un vistazo a sitios web que se hayan creado con ellos. La mayoría incluyen una cartera de sitios web activos diseñados a partir de sus plantillas.

Si ya lo tienes todo listo para crear tu propio sitio web, busca el nombre de dominio perfecto en domains.google y ponte manos a la obra.

Empecemos