Elegir entre una terminación de dominio tradicional y una nueva

En los albores de Internet, había muy pocas terminaciones de dominio: .com, .org y, quizás, .net. Ha llovido mucho desde entonces. Actualmente, existen cientos de terminaciones de dominio: desde las prácticas (.blog) a las filosóficas (.guru), pasando por las divertidas (.ninja). En los próximos años, la cifra seguirá creciendo.

Con tantas terminaciones de nombres de dominio nuevas, es más fácil que nunca crear un nombre de dominio representativo y con gancho que le muestre mejor al mundo quién eres y a qué te dedicas. A continuación, te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre los dominios de nivel superior (TLD) y cómo elegir uno adecuado para ti.

Razones para probar los TLD nuevos

Branding
Con más TLD donde elegir, las marcas tienen más opciones para crear un nombre de dominio distintivo que comunique rápidamente el objetivo y el valor de su oferta. En muchos casos, el nombre de dominio es lo primero que una persona ve u oye de una empresa. Por tanto, puede generar una gran primera impresión. Además, los que son atractivos y fáciles de recordar también añaden valor de marca.

Disponibilidad
Como los TLD nuevos son relativamente recientes, siguen quedando nombres de dominio cortos y fáciles de recordar. Con un TLD menos tradicional, no solo puedes conseguir el nombre de dominio que quieres, sino también acortarlo utilizando un término pertinente después del punto. Por ejemplo, elmejorcafe.com podría reducirse a elmejor.cafe.

Protección de la marca
Si tu negocio ya tiene un dominio tradicional, puedes comprar una versión del nombre de dominio con un TLD nuevo y redirigir el antiguo a la nueva dirección. De esta forma, evitas que otra persona compre el dominio alternativo y obtienes uno nuevo más creativo, oportuno o actual. Por ejemplo, un negocio que tenga la propiedad de miblog.com puede comprar mi.blog.

Nombre fácil de recordar
Un TLD nuevo puede ayudarte a destacar sobre el resto y a generar una impresión duradera. Sin embargo, si el nombre es muy largo o tosco, quizás sea difícil recordarlo con una de las terminaciones nuevas.

Percepción
Como muchos negocios importantes están adoptando los TLD nuevos, contribuyen a que estas terminaciones se consideren populares y legítimas. Con el tiempo, los TLD nuevos serán igual de populares que las terminaciones tradicionales, así que tienes la oportunidad de estar a la vanguardia antes de que dejen de estar disponibles. Lo único malo es que sigue habiendo personas que no están familiarizadas con las terminaciones nuevas y escriben ".com" instintivamente.

¿Qué pasa con las búsquedas?

Utilizar una terminación de dominio nueva no reduce tu presencia en los resultados de búsqueda ni afecta a tu optimización en buscadores (SEO). Vale la pena destacar que, tanto en Google como en otros motores de búsqueda, todos los TLD son iguales. Por usar un TLD nuevo no tienes peor posicionamiento en los motores de búsqueda, ni apareces más abajo en la lista de sitios web que se muestran tras una búsqueda.

Utilizar una terminación de dominio nueva no reduce tu presencia en los resultados de búsqueda.

¿Qué TLD debería elegir?

La decisión que tomes con respecto a tu nombre de dominio depende exclusivamente de ti y de tus objetivos. Te animamos a consultar la lista completa de los TLD nuevos que ofrece Google Domains. Hazte estas preguntas antes de elegir un nombre de dominio:

  1. ¿Hay un TLD que sea pertinente para tu marca o negocio?
  2. ¿Un TLD nuevo contribuirá a explicar y ejemplificar tu actividad?
  3. ¿Un TLD nuevo te permitirá tener una dirección web más corta y fácil de recordar?
  4. ¿Tu nombre de dominio destacará y será fácil de recordar?

¿Quieres más consejos para elegir un nombre de dominio? Echa un vistazo a nuestras recomendaciones sobre cómo dar con el nombre de dominio ideal.

¿Todo listo para descubrir terminaciones de dominio únicas? Busca tu propio nombre de dominio en domains.google.

Empecemos