Qué hacer si el nombre de dominio que quieres ya está cogido

Puede que hayas encontrado el nombre de dominio perfecto... y te hayas dado cuenta de que ya está cogido. Que no cunda el pánico. Hay muchos nombres de dominio disponibles y multitud de formas de encontrar otro que te valga (o incluso de reclamar el que te interesa). Aquí tienes algunos consejos útiles para saber qué hacer en ese caso:

Haz un leve cambio

Si el nombre de dominio que querías está cogido, puede que esté disponible otro muy parecido. Por lo general, te bastará con modificarlo levemente. Recuerda que el secreto está en la sencillez.

Utiliza una nueva terminación
Para obtener el nombre de dominio que quieres, puedes, simplemente, cambiar la terminación. La terminación de dominio o TLD (dominio de nivel superior) más usada es .com, pero hoy en día hay muchas más, como .academy, .cafe o .photography. Un TLD adecuado puede incluso contribuir a explicar y ejemplificar tu actividad. Mantente al tanto de las novedades de los TLD menos tradicionales y descubre si te sirve alguno en nuestra entrada sobre cómo elegir entre una terminación de dominio tradicional y una nueva.

Retócalo un poco
¿Se te ocurre algo que quitar o añadir para cambiar ligeramente el nombre? Si el nombre de tu marca o empresa ya está asentado, puedes tomarlo como base para probar alternativas. Por ejemplo, si "miperro.com" está cogido, puedes probar con "conoceamiperro.com" o "miperro.blog". Y si tu marca aún no está tan consolidada, puedes modificar el nombre en función de los dominios disponibles.

La clave de un buen nombre de dominio es la sencillez.

No lo compliques demasiado
La clave para elegir un buen nombre de dominio está en la sencillez, así que no compliques el nombre al intentar buscar uno que esté disponible. Por ejemplo, evita usar guiones, cifras o grafías poco comunes. No solo son difíciles de escribir y recordar, sino que pueden restar credibilidad a tu sitio web. Es mejor buscar otro nombre de dominio más sencillo que quedarte con uno complicado por intentar que se parezca a la idea original.

Quédate con tu primera opción

¿No puedes sacarte tu nombre favorito de la cabeza? Puede que estas sean las únicas opciones para conseguirlo. No siempre es posible, pero vale la pena intentarlo.

Intenta comprarlo
Siempre puedes proponer al propietario actual comprarle el nombre. Si la información que aparece en WHOIS es pública, puedes ponerte en contacto con él y averiguar si le interesa venderlo. Si es privada, puedes comprobar si hay alguna información de contacto en su sitio web. Eso sí, es bastante improbable que el propietario quiera venderlo, o bien puede pedirte un precio desorbitado.

Emprende acciones legales
Si has registrado como marca el nombre que aparece en el dominio, es posible que puedas tomar acciones legales para reclamarlo. En general, esto solo es posible si alguien ofrece bienes y servicios similares a los tuyos y empezó a usar ese nombre después que tú. Si crees que se ha infringido tu marca, háblalo primero con tu abogado o con tu equipo jurídico.

Empieza de cero

La opción más sencilla (y recomendada) es pensar en otro nombre. Te damos algunas razones de peso:

Piensa en las consecuencias
Si el nombre que quieres ya está cogido, significa que hay otra entidad que está utilizándolo. Decantarse por uno similar podría dar lugar a problemas legales o de originalidad, además de confundir a los clientes. Averigua si el nombre que quieres ya es una marca. Tu nombre de dominio debería ser único y no constituir ninguna infracción.

Olvídate de la perfección
Es importante que recuerdes que el nombre de dominio perfecto no existe. Puedes perder mucho tiempo buscando alternativas basadas en tu idea original cuando quizás esté disponible otro nombre igual de válido. ¿No es mejor intentar buscar otro nuevo, original y fácil de recordar?

Si necesitas ideas, echa un vistazo a algunos de los consejos de nuestra entrada sobre cómo dar con un buen nombre de dominio.

Con estas estrategias, podrás empezar a planificar el siguiente paso. Un último consejo: te recomendamos que pienses nombres alternativos por si la primera opción no está disponible.

¿Todo listo para buscar otro nombre de dominio? Ponte manos a la obra en domains.google.

Empecemos